Tesoros de arte incandescente

Elena F. Gordón El 18 de agosto de 1492 se publicó la Gramática Castellana de Antonio de Nebrija, el primer estudio de esta lengua y sus reglas, obra de Antonio Martínez de Cala y Xarava (Lebrija, Sevilla, 1441 -Alcalá de Henares, Madrid,1522), considerado uno de los más importantes humanistas españoles herederos del Renacimiento. El leonés Severiano Camino afronta ahora el reto de reproducir esa reconocida obra a través del pirograbado, la técnica de grabar sobre madera con un instrumento de metal incandescente que ha convertido en su pasión durante décadas.

Natural de Laguna de Negrillos, donde nació en 1950, su vida laboral como maestro le llevó a residir y ejercer su labor en Palencia, en el País Vasco y en Asturias, donde instaló su hogar definitivo, aunque él dice que cree que nunca dejó de vivir en su pueblo, en cuya vida cultural y social participa activamente.

Acostumbrado a abordar ambiciosos objetivos, reconoce que cuando elige un tema lo hace “a lo grande”. “¿Cuál es el origen de todo nuestro lenguaje? Querramos o no querramos, provenimos de allí”, argumenta como justificación de la obra a la que pretende dedicar todavía no se sabe cuánto tiempo e ilusión. “En obras grandes me quedan los Desastres de la Guerra de Goya y la Gramática de Nebrija”, añade y sobre los cálculos de tiempo prefiere seguir “la experiencia de los otros, un día empiezas y a lo mejor un día terminas. Y si no lo terminas, es por otras circunstancias”.

Severiano habla de las obras que “le quedan” porque ya acumula varios ‘tesoros’, como Los Caprichos de Goya -grabados a fuego al mínimo detalle “para mantener lo que él quería representar”-, 130 cuadros del rostro de Colón, replicando imágenes de más de 100 años de antigüedad que buscó “por todos los sitios”, acompañadas de 17 ediciones de sus Cartas. “Reúne muchas facetas, no sólo por el Descubrimiento; es su persona. Unos son ubistas, otros renacentistas y no han visto la luz pública. Hay que ponerle remedio”, reflexiona.

Su afición a todo lo que tenga que ver con las manualidades -la Pretecnología es uno de sus fuertes-, le llevó a iniciarse en el pirograbado con tanta dedicación que lo que comenzó siendo un ‘hobby’ se tornó en una intensa pasión que le ha llevado, incluso, a obtener un Record Guinness por ser el autor de la reproducción más grande del mundo, para la que empleó unas 8.000 horas de trabajo repartidas en nueve años.

El original se encuentra en la Giralda de L´Arboç (Tarragona), custodiado por su hermano. De ése se hicieron 250 facsímiles, valorados en unos 3.000 euros, de los que sendos ejemplares fueron entregados, entre otras personalidades e instituciones, a la Real Academia de la Lengua, al rey Juan Carlos I, que recibió el segundo ejemplar, y al papa Juan Pablo II, para quien fue el primero. Las 220 páginas de 60×50 centímetros y cuatro milímetros de espesor de ese Quijote escrito en castellano antiguo siguiendo las versiones de 1605 y 1615, reconoce, le han supuesto muchas satisfacciones. Como anécdota, comenta que un grupo de chinos se sorprendió gratamente cuando vieron el ejemplar e intentó “hacer negocio con aquello”.

Respecto a la ejecución de la técnica, señala que incluso se le llegó a torcer el dedo. “Me ponía, me ponía y todos los días no era el mismo ánimo. Hay que ejercer presión en la tabla, como tiene vetas y es un producto natural, se clava donde no es; hay que buscar la homogeneidad, lo bonito del pirograbado no es el grabajo profundo sino buscar la penumbra”.

Su última, hasta ahora, gran ‘hazaña’ son las siete Constituciones españolas, que hasta el día 28 sorprenden al visitante que se acerque al Palacio de los Guzmanes de León, sede de la Diputación y que han visto por primera vez la luz en esta muestra. “Me encantan por el tema y son distintas letras; cada una tiene la suya. “Todo lo que haces con ilusión, sale bien. Lo importante es no ofender a nadie con lo que haces y si causa sensación satisfactoria, mejor”, comenta.

Él escogió una afición, subraya, de mesa, que le permite, por ejemplo, estar con la familia y escuchar la radio. “Con un hobby no puedes pensar en las horas que te lleva, sino en si disfrutas o no disfrutas, y tampoco puedes pensar en beneficio económico. Son unos años que hay que aprovechar”, remarca antes de destacar que sus aficiones y dedicaciones las compatibiliza ahora, orgulloso, “con un contrato de abuelo que tengo en Gijón”.

Deja un comentario

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: administracion@elbierzodigital.com.