‘Soul Teller’: “Hago canciones desde el alma para conectar”

Ical. Hablar de ‘Soul Teller’ es sinónimo de sentimiento, profesionalidad y emociones, de la mano de un proyecto básico y esencial, capitaneado por el narrador de historias del alma que busca enganchar con música sencilla en contra de las carreras y la inmediatez, y de la tendencia de usar y tirar. El músico Miguel Ángel Julián, primer y único español que ha grabado con el legendario productor Willie Mitchell, descubridor de Al Green y productor de grandes mitos de la música negra como Aretha Franklin, Elvis Presley o Rod Stewart, aterriza en el Principal de Palencia, el 27 noviembre, con su ‘Soul & Love Tour’. En la capital presentará su nueva banda y repertorio tras la pandemia, donde no faltarán los éxitos de sus etapas pasadas.

¿Quién es ‘Soul Teller’?

Es un proyecto muy básico en torno a mi forma de vida, que es contar las historias desde el alma. Hoy en día, todo sale más bien de la inteligencia que no desde el calor y del alma. La música, la ropa, el diseño o la arquitectura van en un plan de usar y tirar, dejando a las próximas generaciones melodías y tendencias sin alma. ‘Soul Teller’ pretende poner su granito de arena y hacer las cosas desde el alma.

Más que ‘soul’, ¿qué conjuga?

La gente lee ‘soul’ y piensa que todo esto va solo de este tipo de música. Indudablemente, hundo los pies en la música negra, junto al ‘soul’, ‘rhythm and blues’, ‘rock and roll’. El proyecto que se va a presentar en Palencia será una banda de ‘rock and soul’, para que la gente vea ambos palos y poder interaccionar con ellos.

¿De dónde nace?

Como músico empiezo con 14 años, pero no tenía ni idea de lo que significaba por aquel entonces este proyecto de ‘Soul Teller’, el narrador de historias del alma. A mí me vino una melodía, le puse ese título y, a lo largo de los años, me he dado cuenta de lo que significaba. De ahí se montó una primera banda, que fueron los ‘Cool Jerks’, con diez años girando por España y Europa.

Idas y venidas. ¿Cuáles son sus etapas musicales?

Tras la etapa con ‘Cool Jerks’, me fui para Reino Unido, al ser mi residencia habitual, donde me puse en contacto con el productor Willie Mitchell, a quien le gustaron las canciones, porque me dijo que, si no fuera así, no iba a pasar por allí, por mucho dinero que pusiera. Me abrió la puerta y estuvimos de gira. Tras ello, volvimos a grabar, esta vez con Lawrence ‘Boo’ Mitchell, hijo del legendario Willie Mitchell.

¿Cómo se define su música?

Es un cóctel de música negra y blanca, para colocar un género y una etiqueta. En definitiva, son canciones. Busco el corazón de una buena canción. El productor Willie Mitchell me enseño que nada es blanco o negro y que no hay que alardear de nada. Todo esto radica en gente que se junta para hacer música, de la mano de canciones con melodías sencillas, que hablan del día a día. Son canciones desde el alma para conectar.

Conexión entre Reino Unido y España. ¿Hay diferencias en el ámbito musical?

España es un país que tiene mucho que ofrecer, pero no lo sabe vender y eso que tenemos maravillas a todos los niveles. Como país, somos uno de los mejores para vivir, porque cuando estás fuera te das cuenta de ello. No es que estemos retrasados, sino dormidos en comparación a los países anglosajones en el ámbito del entretenimiento, porque saben venderlo. Tenemos un techo y no nos dejan poner otras músicas y otros idiomas en las radios y seguimos mirándonos el ombligo. Hay que llevar grupos que canten en los idiomas con los que se juegan las grandes ligas, igual que los alemanas, franceses o italianos mandan sus bandas.

¿Partidario de hacer llegar a la cultura y la música a ciudades y escenarios pequeños?

Yo toco en cualquier sitio. Soy un ser humano que se acerca a cada pueblo y ciudad, porque siempre es bueno llevar una melodía del corazón. Durante la pandemia, muchas personas recurrieron a las canciones, el cine o los libros, lo que es entretenimiento. Eso tan denostado, pero que tiene que llegar a todos los sitios. Nunca he ido a Palencia. Es la única ciudad de España en la que no he tocado, encima con el teatro tan espectacular que tiene.

Aterrizaje en Palencia. Escenario que deja huella.

El Teatro Principal de Palencia es una bombonera. Es un teatro neoclásico, de corte italiano y cuatro plantas. Es imposible que no haya podido estar allí. Estoy deseando poderme encontrar con el público palentino.

¿Con qué se encontrarán los palentinos?

Con un concierto de ‘soul and rock’. Se contará lo que va a ocurrir con una voz ‘en off’, para detallar de dónde venimos, con quién hemos grabado y todo lo realizado hasta ahora. Se va a grabar con dos micrófonos dirigidos al público para recoger el ambiente del teatro. Se saldrá a convencer con una banda de músicos bien engrasados y unas coristas magníficas.

¿Cuál es el secreto de sus citas musicales?

Lo importante es dar un buen espectáculo para que el público no quiera marcharse, con canciones sencillas que hagan mover para que la gente entre al trapo con nosotros. Lo que se verá englobará la primera, la segunda y la tercera etapa, con una presentación de banda con todo lo que ha llevado a cabo durante el verano, a pesar de las restricciones. Como ahora ya no están activas, llevo una banda al completo bajo el nombre de ‘Soul Teller’.

Ha compartido escenario con figuras del calibre de Percy Sledge, Bonnie Tyler, Dr.John o Solomon Burke. ¿Qué implica?

De todo el mundo se aprende, porque son grandes figuras internacionales. Lo primero es un honor, ya que son fantásticos. A nivel personal, son seres humanos como todo el mundo, algunos ya fallecidos. Me han enseñado un montón de cosas, como la humildad. Al final, todo esto es una profesión y salir al escenario. A uno le toca ser músico y a otros periodistas. Hay que interaccionar entre todos como si fuera un engranaje.

Primer y único español que ha grabado con el legendario productor Willie Mitchell. ¿Salto cualitativo?

Willie Mitchell me enseñó que menos, es más. Fuimos a Memphis (EEUU) con el planteamiento y el rollo de España en el que siempre preguntaban la razón por la que cantaba y canto en inglés. Yo siento que este género hay que cantarlo en inglés, no lo siento en español. Llegue con un punto de inferioridad por no saber si lo cantaba bien o por si era blanco para cantar ‘soul’. Mitchell me dijo que menos, es más. Dar lo mejor y no alardear de nada. Fue la mayor enseñanza. El ‘soul’ no es negro, blanco o azul, porque somos seres humanos haciendo música. Al final son etiquetas y tonterías que se inventa la gente que acaba hundiendo a la profesión.

¿Y ahora qué?

Yo vivo en el presente. Trabajo con ‘single’, porque prefiero sacar un ‘single’ y su respectivo vídeo y no discos, que todo el mundo los quiere para ayer y mañana tienes que saca otro. Sigo trabajando a la vieja usanza. Saco un ‘single’ y la gente se aprende las canciones y las cantan. Trabajo en el presente y la gira sigue adelante con la nueva banda. Realmente acaba de comenzar y el proyecto de ‘Soul Teller’ como banda comienza en Palencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *