Los ‘Orígenes’ de Café Quijano

Se trata del regreso, tras ocho años de pausa, de Manuel, Raúl y Óscar como grupo, tras ocho años de silencio, en los que cada uno de los hermanos ha realizado trabajos en solitario.

Esa era el paréntesis que los tres hermanos necesitaban para poner “un poco de calma” en el ritmo frenético que estaba tomando su carrera, han confesado a Efe durante una entrevista.

Su inconfundible sonido, cuyo secreto, coinciden los tres, reside simplemente en “sus voces”, les ha permitido permanecer en la memoria auditiva de la gente, aunque fuera en el “subconsciente”.

Para Manuel Quijano, el vocalista y hermano mayor del conjunto, la “marca Café Quijano” había que “renovarla y actualizarla”, y paradójicamente han decidido hacerlo con un género, el del bolero, “algo anacrónico” y con “pátina de añejo”.

El resultado es un sonido “a madera”, como la música tradicional cubana de los años 40 y 50, pero a la vez “actual” porque, como ellos afirman, son “tres hermanos del siglo XXI, hombres de su tiempo”.

Si el bolero corre por sus venas, en gran medida es por la influencia que grupos como Los Panchos ejercieron en su formación musical, algo que se aprecia en “Orígenes: el bolero”.

Pero, matizan, “jamás” serían “tan osados” de pretender ocupar “el lugar de nadie, y mucho menos el de Los Panchos”.

“Nuestro fin es disfrutar de lo que hacemos, buscar nuestro espacio y quedarnos, aunque les seguiremos admirando”.

Evidenciada su ruptura con el sonido pop-rock que caracterizó a sus últimos trabajos, los leoneses asumen que se han metido de lleno en un género que no es “masivo”, y que pillará por sorpresa a su público más joven, poco acostumbrado a él.

“Ganamos dinero haciendo discos, pero las ventas no nos preocupan porque hemos hecho un disco muy nuestro, el mejor de nuestra carrera. Con esas premisas, hay que ser optimistas”, afirma Óscar, el mediano.

“Los jóvenes no han oído boleros, pero ¿por qué no van a gustarles? tienen melodías espectaculares, no complicadas y ricas en contenido”, añade el menor, Raúl.

Este es el quinto álbum, que también ha publicado Café Quijano (1998), La extraordinaria paradoja del Sonido Quijano (1999), La taberna del Buda (2001) y ¡Qué grande es esto del amor! (2003).
Educados en el bolero desde su infancia, los leoneses Café Quijano rinden homenaje a un género con el que aprendieron a cantar, y parte imprescindible de su historia musical.

Deja una respuesta

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: [email protected].