La Diputación muestra sus ‘Apuntes para una colección’

Con el objetivo de mostrar el alto grado de riqueza, de calidad y de vanguardismo de la escena artística leonesa de un modo unitario y global, el Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación Provincial ha abierto la exposición colectiva ‘Apuntes para una colección (nuevas incorporaciones artísticas 2018-2020)’, la muestra más ambiciosa, en cuanto a número de autores y de obras, en la extensa trayectoria del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC.

La propuesta ocupa todos los espacios expositivos de la institución, la Sala Provincia del Edificio Fierro y el Centro Leonés de Arte, algo que en el pasado solamente ha ocurrido una vez, y abarca 231 piezas de 87 artistas diferentes, realizadas con múltiples técnicas y soportes muy diversos. La gran mayoría de las creaciones han sido donadas por artistas, particulares o galerías, hecho que revela el importante compromiso de los artistas y de los ciudadanos con la institución provincial, a las que se añade el caso de algunas compras puntuales de la que destaca, por su importancia y entidad, la realizada a finales de 2020 a varias galerías leonesas.

Las obras que integran la exposición corresponden a creadores de muy diversa procedencia, tanto nacionales como extranjeros, aunque fundamentalmente son leoneses o tienen una vinculación estrecha con la provincia; al mismo tiempo pertenecen a diferentes generaciones que cuentan con enfoques y planteamientos teóricos muy variados”, explicó Luis García Martínez, director de Arte y Exposiciones del Instituto Leonés de Cultura. “Esta incorporación de obras a la colección de arte contemporáneo de la Diputación de León supone, sin duda, una valiosísima y destacada aportación que refleja la situación rica y plural de la plástica leonesa desde finales del siglo XIX hasta la actualidad”, continuó.

Incorporaciones en ‘Apuntes para una colección’

En concreto, como nuevas incorporaciones de artistas de los años cincuenta y sesenta están Antonio Fernández Redondo, con dos dibujos acuarelados de estudios realistas de gran interés; Castorina, con un grabado y una escultura en bronce; el creador de reconocimiento internacional Eduardo Arroyo con tres grabados; y el autodidacta y genuino “pintor de los mineros” Brosio, con una magnífica acuarela. Del grupo de los primeros abstractos leoneses están presentes tanto Alejandro Vargas, con dos piezas abstractas de primera época donadas por el artista, un retrato del intelectual Pablo de la Varga y una singular escultura de bronce, como el polifacético Manuel Jular con varias obras editadas (una carpeta gráfica inspirada en la obra de Picasso y otra en el mundo interpretativo del tarot). En cuanto a los artistas correspondientes a los años sesenta y setenta están representados Esteban Tranche con una pieza escultórica de pequeño formato; el diseñador Francisco Chamorro con varias obras gráficas de gran esquematismo y la creadora berciana de ámbito internacional Teresa Gancedo con un pequeño grabado y una pintura-dibujo muy conceptual donada por la galería Ármaga y por la artista. También de esta generación está presente el poeta visual de gran proyección Gustavo Vega, con una pintura y dos poemas visuales escultóricos de gran formato. De la generación de los años setenta y ochenta está presente José de León con cuatro magníficas litografías y Miguel Ángel Febrero con una distorsionante figura picassiana; mientras que los años ochenta y noventa están representados por el desaparecido y polifacético creador Miguel Escanciano, con varias obras destacadas; Roberto Díez con varios dibujos expresionistas que realizó para una novela de Leopoldo Panero; e Isidro Valcuende con una mínima pintura abstracta de última época muy interesante. Respecto a los años noventa, aporta una magnífica instalación-mandala Cristina Ibáñez; Amancio González participa con una reproducción de pequeño formato de la vieja negrilla y un dibujo de la serie de la lucha leonesa; Ana Cristina Martínez hace lo propio con una magnífica pintura neoconceptual; Juan Rafael con un cuadro de la serie ‘Bosques’ y Carlos Cuenllas con una pintura abstracta. Por su parte, Javier Cardo presenta una obra gráfica y varios trabajos en el ámbito del diseño; el creador Fernando Ampudia aporta un magnífico expresionismo, fresco y salvaje, de este último año; y están presentes el expresionismo desbordante de David Colinas y también la singular pintura neopop de Nogal. Además, la muestra cuenta con Martín, dibujante de proyección internacional; y con el Premio Nacional de Ilustración Javier Zabala.

Correspondientes al cambio de siglo están Karlos Viuda con un singular dibujo; el polémico activista cultural Salvador Armesto y el destacado grafitero internacional Doctor Hofmann. De la última generación se cuenta con creadores como Javi de Castro, un ilustrador con sello propio; Patricia Núñez, Paula Llana, Sonia Sanz, Paula Llana o los más jovencísimos y últimas incorporaciones al panorama leonés como Samuel Miranda, Sergio Valbuena o Li Xu García. También hay obras de artistas instalados en León en los últimos años, caso de la exiliada siria Nour Hamael, del ecuatoriano Cosme Paredes, del fotógrafo Mario de Castro, de Richard Le Mandz, de Caetano da Lima o de la gallega Reme Remedios. Y están presentes creadores que tienen vínculos muy estrechos con León, por ejemplo Pablo Maojo, David Palacín o Antonio Guerra.

Aportaciones significativas son también las del Premio Nacional de Poesía Juna Carlos Mestre con una magnífica escultura en bronce y un singular libro de artista; las del diseñador de moda y polifacético creador Fran de Gonari; las del músico y creador plástico Carlos Luxor o las del compositor y músico de rock de la ‘movida’ madrileña Luis Miguélez. La fotografía simbólica está representada por Julia D. Velázquez así como por el impactante proyecto de colectivo Vírgenes Paganas (Carmen Coque, Fran de Gonari, marcGreenbase y Carlos Luxor); la fotografía conceptual se incorpora con Antonio Guerra y José María Marbán; la reflexión urbana está en las piezas de Oscar García Bárcena; la elegancia publicitaria se hace presente en Gus Geijo; la versión pop y vintage surge en dos imágenes de Esther Santás; la crítica social, en Jesús F. Salvadores; el sentido plástico pictórico emerge con intensidad en las fotografías de Gus Berrueta y la crítica ecológica es evidente en Sebastián Román, entre otros artistas participantes.

La exposición constituye, por tanto, una excelente forma de pulsar el panorama artístico contemporáneo leonés, un amplio escenario de propuestas y enfoques que muestra la realidad diversa y variada del mundo de la creación leonesa. Podrá ser visitada durante los meses de marzo y abril en la Sala Provincia (calle Puerta de la Reina1) y en el CLA (calle Independencia, 18) de modo gratuito y en horario de martes a viernes de 18.00 a 21.00 horas, sábados de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00, domingos y festivos de 11.00 a 14.00.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *