De Valladolid al cielo, a través de Locarno

César Combarro Verano de 1999. La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (entonces aún sin el apelativo de Sinfónica en su denominación) afronta a finales de julio el ensayo general de un importante concierto en Segovia. La formación, con Max Bragado-Darman a la batuta, ofrecería en la ciudad del Acueducto dos conciertos los días 31 de julio y 1 de agosto dentro de la programación del XXIV Festival Internacional, el segundo de ellos acompañados en el escenario por la soprano vasca Ainhoa Arteta y su entonces esposo, el barítono Dwayne Croft.

La flauta principal de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Dianne Winsor, recuerda con cariño lo que sucedió entonces: “Durante el ensayo general, el oboe solista de la OSCyL en esa época, el rumano Daniel Guti, tuvo que dejar el escenario bruscamente porque su esposa estaba a punto de dar a luz en Valladolid. El director estaba furioso y el ensayo fue cancelado. Daniel se disculpó y explicó: ‘No hay nada más importante que el nacimiento de mi primer hijo’”. Daniel llegó al hospital vallisoletano para ver a su mujer alumbrar a “una preciosa niña” a la que llamaron Andra Guti, y regresó a Segovia a tiempo para el concierto.

19 años después, Andra Guti se acaba de alzar con el premio a la Mejor Actriz protagonista en el 71º Festival Internacional de Locarno, en Suiza, uno de los certámenes más veteranos y prestigiosos del mundo, con la misma antigüedad que el de Cannes y solo por detrás del Festival de Venecia. Un jurado presidido por el cineasta chino Jia Zhangke, e integrado por el director norteamericano Sean Baker, la cineasta italiana Tizza Covi, el guionista francés Emmanuel Carrère y la actriz italiana Isabella Ragonese, decidió entregar el galardón a la joven vallisoletana, formada en Rumania, por su primer papel protagonista, interpretando a Alice Tarpan en ‘Alice T.’, sexto largometraje de ficción del realizador rumano Radu Muntean.

En la película, Andra Guti encarna a Alice, una impertinente adolescente pelirroja de apenas 16 años en estado de guerra permanente contra Bogdana (Mihaela Sirbu), su madre adoptiva. La joven está a años luz de ser la encantadora niña que su madre adoptó cuando fue consciente de que no podía concebir un hijo propio, y la relación entre ambas estalla por completo cuando Alice confiesa que está embarazada y que piensa quedarse con el bebé. Con esos mimbres, Muntean construye un drama familiar que presta especial atención a los retos que conlleva la relación entre padres e hijos y al conflictivo momento del paso a la edad adulta.

La actriz vallisoletana Andra Guti, ganadora del premio a la Mejor Actriz en el 71º Festival Internacional de Cine de Locarno por su papel en ‘Alice T.’, del cineasta rumano Radu Muntean. Fotografía: Locarno Festival / Massimo Pedrazzini
La mejor experiencia de su vida

Formada en la Escuela Nacional de Música Dinu Lipatti de Bucarest, Andra Guti había realizado alguna pequeña intervención en largometrajes como ‘Following her’, de Cristina Ionescu (2007), y se ha enfrentado en ‘Alice T.’ a su primer papel protagonista como actriz. Para conseguir el personaje, participó en un monumental casting con más de 800 jóvenes actrices, donde resultó ser la elegida.

El casting, los ensayos y el rodaje se prolongaron durante cerca de un año, un proceso que resultó para ella “agotador” y, sin embargo, “la mejor experiencia” de su vida, según confesó en declaraciones a la agencia de noticias rumana Agerpres, recogidas por Ical. El rodaje, que se prolongó durante 32 días, comenzó en agosto de 2017 en cuanto la joven alcanzó la mayoría de edad al cumplir los 18 años.

En declaraciones a ‘Variety’, el cineasta Radu Muntean (calificado por la actriz como “un perfeccionista que sabe exactamente lo que quiere”) explicaba sobre su método de trabajo con los actores que, aparte de sus “intensos ensayos”, en el rodaje que nunca dice ‘¡Corten!’ hasta que está “plenamente satisfecho”, aunque ello implique repetir una misma toma, “30, 50 veces o durante varios días”. “Con Andra fue especial, porque podía prepararla desde cero y sobre todo porque ella tiene un instinto extraordinario. Para mí fue más sencillo que trabajar con actores que cuentan con mayor experiencia”, explicaba.

El pasado domingo 12 de agosto, la joven actriz subía al imponente escenario de la Piazza Grande de Locarno para, con la voz entrecortada por la emoción, dar las gracias al jurado: “Yo puse todo mi tiempo, energía y alma en este proyecto, y el hecho de que ellos se hayan dado cuenta de ello es para mí el regalo más importante y precioso del mundo”, explicó antes de agradecer también al director del film, Radu Muntean, haber creído en ella “desde el principio” para encarnar a Alice, un personaje donde ella ha combinado a la perfección la mezcla de ira y vulnerabilidad que se ve en pantalla.

Con este galardón, Andra Guti sucede en el palmarés de Locarno a prestigiosas actrices internacionales como Isabelle Huppert (ganadora en 2017 por ‘Madame Hyde’), Brie Larson (vencedora en 2013 por ‘Las vidas de Grace’) o Robin Wright (vencedora en 2005 por ‘Nueve vidas’), entre otras. Entre sus planes a corto plazo, asegura que piensa matricularse en alguna facultad de interpretación, aunque por el momento no tiene decidido cuál.

‘Alice T.’, que se estrenará en Rumania el próximo 9 de noviembre distribuida por Voodoo Films, es una coproducción de Rumania (Multi Media Est), Francia (Les Films de l’Après-Midi) y Suecia (Film i Väst y Chimney). Bac Films distribuirá la película en Francia y por el momento no tiene cerrada su distribución en España

Deja un comentario

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: administracion@elbierzodigital.com.