Biblioteca

Castilla y León recibirá 721.000 euros para que las bibliotecas públicas compren libros por valor de 1.500 euros

El Ministerio de Cultura transferirá a la Junta de Castilla y León 721.000 euros para que las bibliotecas públicas actualicen sus fondos con la compra de libros en papel por valor de 1.500 euros. La partida económica procede de los fondos Next Generation de la Unión Europea que el Gobierno de España destinará para modernizar el sector del libro y fomentar la lectura en España, gracias al acceso libre y gratuito desde las bibliotecas.

Así lo anunció la directora general del Libro y Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura, María José Gálvez, durante la inauguración de la jornada ‘La Lectura en el Mundo Rural’, que organizó la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en Urueña (Valladolid). “Queda muchísimo por hacer para generar cultura en el mundo rural por que aún existe una brecha, ya que no es lo mismo acceder a la lectura en un pueblo que una gran ciudad”, aseveró.

Y es que Gálvez aseguró que todos los ciudadanos tienen derecho de acceder a la lectura en condiciones de igualdad, con independencia de donde vivan. A su juicio, es la única forma de lograr una cohesión territorial. Enumeró los numerosos proyectos que lleva a cabo el Ministerio en colaboración con las comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias en bibliotecas. Citó el proyecto ‘Leo donde quiero’, el Concurso de proyectos de animación a la lectura María Moliner en municipios de menos de 50.000 habitantes, el destinado a los gestores culturales en los pueblos y el plan de fomento de la lectura, con una línea específica en el mundo rural. “Todo debe servir para ayudar a la revitalización de un lugar y un pueblo”, sentenció.

En el mismo sentido, se pronunció la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quien apostó por promover las condiciones para que “todas” las personas puedan acceder en igualdad de derechos y oportunidades a la cultura y el libro. “Hablamos mucho de la lucha contra la despoblación con la generación de oportunidades y empleo y los servicios públicos de sanidad, educación y servicios sociales. No hay una única medida y también tener acceso a la cultura es un instrumento indispensable para fijar población en el medio rural”, destacó. De ahí que valorara la colaboración entre todas las administraciones para que los pequeños municipios consigan a “duras penas” mantener abiertas sus bibliotecas y las rutas de los bibliobuses.

“Si queremos ganar la batalla a la despoblación, hay que tener una visión amplia para que las personas que desean vivir en los pueblos puedan seguir en el mundo rural”, sentenció. En este sentido, se refirió al compromiso del Gobierno de España con la puesta en marcha del bono cultural joven, una medida que puso en marcha para que los nacidos en 2004, al cumplir la mayoría de edad, cuenten con 400 euros para comprar libros o adentrarse en la cultura.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.