Archive for Libros

Libros de mercadillo: leer sale barato

Pedro González Hace un buen puñado de años en mi primer año de carrera (yo estudiaba letras), una de mis profesoras nos dijo unas palabras que se me grabaron a fuego en la mente: “Si ustedes quieren sacar algo en claro de esta carrera deben viajar mucho y leer mucho”. Recuerdo también lo que yo le respondí: “pero es que somos estudiantes y viajar sale muy caro”, “pues lea usted” me espetó seca y directa.

Y vaya si le hice caso. He viajado todo lo que he podido pero desde luego he leído muchísimo más. Con mis primeras becas me surtía de material para las clases y también dejaba caer entre mis manos algún capricho en forma de novela. Casi siempre compraba en librerías de las de toda la vida, aunque internet también fue un buen escaparate de productos.

El mercadillo, paraíso del lector

Nunca me había parado en los puestos de libros que te sueles encontrar en casi todas las ferias, en las playas, mercadillos… pero en una de mis visitas a Madrid conocí el Mercado de libros de la Cuesta de Moyano. Había de todo y desde un euro en adelante. Una maravilla. Casi te los vendían al peso.

Me enamoré de repente de los libros de segunda mano. Libros de mercadillo. La gran mayoría están en perfectas condiciones. Pero algunos vienen subrayados o con alguna sorpresa entre sus páginas. Eso es algo que me fascina, algo que los hace todavía más vivos. Sólo el hecho de tener entre tus manos un libro que ya haya leído otra persona lo hace especial. En una ocasión y a modo de marca páginas me encontré en un ejemplar de “Memorias de Adriano” un billete de tren Florencia-Roma. Vaya historia pensé… este libro ha viajado bastante hasta acabar en mi estantería. Casi hasta me dio lástima terminarlo de leer y colocarlo entre “Yo Claudio” y “Los Placeres en Roma”.

Pero a lo que vamos: la lectura a día de hoy es una de las pocas actividades culturales que casi cualquier bolsillo puede soportar. Es obvio que hay que pagar por la música, el teatro, el cine… y por supuesto también por la literatura. A través del pago dignificamos tanto la tarea del autor como la propia finalidad de la obra. Pero para las exiguas carteras de estudiantes, jóvenes y no tan jóvenes que no se acercan a las librerías por el precio, ahí están esos puestos de libros a “granel”.

El consejo de la profesora

Estamos en verano. Hay fiestas en casi todas partes y mercadillos no faltan desde luego. Dudo mucho que no se encuentren con una mesa larga cargada de libros de todo tipo a precios increíbles. No se trata de competir con las librerías. Se trata de encontrar romanticismo y cultura en la “segunda mano”.

Viajen, como nos aconsejaba aquella profesora; y si los tiempos son difíciles lean. El mercado de la segunda mano llevará a sus casas grandes textos que seguramente no encontrarían en una librería, solamente por el hecho de no haberse atrevido a entrar. Rebusquen y ese ejemplar de “La Isla del Tesoro” que siempre quiso aparecerá, o “El Principito” para sus hijos esperará sentado en la luna a que lo rescaten del montón.

La cultura tiene un precio, pero no siempre tiene que ser inalcanzable, pero eso ya es harina de otro costal.

El mayor hotel literario del mundo está en Portugal

El hotel The Literary Man, en Óbidos (Portugal) es un destino de ensueño para los ratones de biblioteca. Un viejo convento del siglo XVIII a poco más de 70 kilómetros de Lisboa alberga hoy un hotel con más de 50.000 libros entre sus paredes.

El nombre, más evocador, imposible es The Literary Man. En su haber cuenta con una variada colección de 50.000 títulos, aunque el objetivo de su promotor, el escritor Telmo Faria, es alcanzar en un horizonte cercano los 100.000 volúmenes, gracias a acuerdos con editoriales y a donaciones de particulares.

Pero la lectura no se limita a los espacios comunes, pues algunas habitaciones están dedicadas a autores célebres, entre los que, claro está, se encuentran varios famosos escritores portugueses.

Pero la historia no acaba ahí. Porque Óbidos fue declarada Ciudad Literaria por la Unesco en el año 2015 cuenta con librerías en rincones de lo más insólito como la Livraria de Santiago, situada en la antigua iglesia de Sao Tiago, la Livraria do Mercado, o la Livraria da Adega, que permite, además, la degustación de vinos. ¿Qué mejor lugar para construir el mayor hotel literario del mundo?

Mejor invitación no podríamos pedir, los precios de las habitaciones, algunas de ellas decoradas con materiales reutilizables van desde los 85 euros (desayuno incluido). Si quieres conocer más, te invitamos a que visites su página web.

Fuente y fotografías: La Vanguardia

Los Maragatos: La palabra empeñada, Luis Alonso Luengo y la historia de “La Posada en Madrid”

Pedro González Cuando por tierras maragatas se habla de sus moradores rara es la vez en la que no aparece a colación de las conversaciones el tema de la palabra empeñada. Esa idea que rodea al oriundo de La Somoza y que viene a decir que la honradez de un maragato alcanza tales límites que su mera palabra sirve como pago o adelanto. El verbo del maragato pesa tanto como el oro se podría decir.

Luis Alonso Luengo

Don Luis Alonso Luengo (Astorga 1907, Madrid 2003), en su obra “Los Maragatos, su origen, su estirpe, sus modos” (1981), relata una “curiosa estampa” de Mesonero Romanos incorporada a sus “Escenas matritenses” bajo el título “La posada o España en Madrid”.

Es de gran interés transcribir completa dicha historia para dar un poco más de claridad a este asunto de la palabra empeñada maragata:

Se trataba de la subasta de un “parador y herrador a fuego y en frío” situado en el último trozo de la calle de Toledo. Su dueño -llamado Cabezal- lo ponía en venta reservándose para él la propiedad del edificio. Era de noche y en el ancho vestíbulo de la posada, a la luz de un farol colgado de las vigas, estaban sentados “Cabezal”, el dueño, embozado en su manta de Palencia, y su adjunto “herrador”, apoyado en su bastón de fresno, y de pie “en respetuoso grupo circular -subraya Mesonero- todos los aspirantes y mantenedores de aquella lid”: un andaluz de Utrera, un catalán de Granollers, un asturiano, un aragonés, un gallego, un castellano viejo, un manchego -en fin, “toda España en Madrid”-.

Comenzó la ceremonia “con un sentido razonamiento” –dice Mesonero- del buen Cabezal, del “estado financiero” del negocio, “beneficios y gastos” y del “balance de sus almacenes y mobiliarios”. Y abrió la puja de la que era condición -al parecer- el ir depositando en oro el importe de la misma o presentar garantías reales -en fincas o negocios- de su pago.

Entre un murmullo ascendente, ofrece el gallego 200 reales; sube el catalán a 300 libras; luego el aragonés a 300 pesos “mondos y redondos”; alza la subasta el manchego a “mil pesos dobles justos y limpios” que -dice “hay dentro de este taleguillo”- y muestra, con jactancia, a la luz del farol, una bolsa repleta-.

Hay un silencio expectante, seguido de un profuso rumor desaprobando la fanfarronería del manchego.

Y es entonces cuando, adelantándose al interior del círculo, “un honrado maragato -dice Mesonero- hecha la señal de la cruz, tosió dos veces, escupió miró enderredor y, quitándose modestamente el sombrero, prorrumpió en estas razones”:

-“Con permiso del señor manchego y de toda la concurrencia, yo, Alfonso Barrientos, natural y vecino de Murias de Rechibaldo, en el Obispado de Astorga, parezco de cuerpo presente y digo que, aunque no vengo tan prevenido como el señor que acaba de hablar, traigo, sin embargo, otro argumento que no le va en zaga a su saquillo de arpillera, y mi argumento y este tesoro, es mi palabra, nunca desmentida, es mi crédito harto conocido entre las gentes que se ocupan del tráfico interior. Saque el señor herrero un papelillo de los que le sirven para envolver su cigarro y déjeme poner en él tan sólo mi rúbrica y ella acreditará y hará buena la palabra de que Alfonso Barrientos ha de entregar mil y doscientos pesos por el traspaso del parador.”

-“¡Viva el Reino de León!, ¡viva la honradez maragata! (exclamaron estrepitosamente los concurrentes), y al diablo la fanfarronería de la tierra llana.”

Quedó mohíno el manchego. Pero luego riéndose dijo:

-“No me asustan todas las firmas leonesas. Uno a mi saquillo de oro, otro con doscientos doblones más.”

-“Apunte vuestra merced señor herrador (dijo con calma el maragato) que Alfonso Barrientos da dos mil pesos fuertes con su firma en este papel.”

¿Hay quién da más?, dijo el subastador. ¿Vale la palabra del maragato frente al oro del manchego?

-Vale. No hay más que hablar.

Y se deshizo el círculo de pujadores. Se levantó Cabezal. Se apagó el farol. Y se fueron todos desperdigando calle Toledo arriba bajo la noche de Madrid.

Ruego no se ofenda ningún lector manchego. Sólo es una historia que pretende dar sentido al dicho tan popular de la palabra empeñada. Ni siquiera se si los maragatos de hoy en día seguimos siendo tan honrados como recordaba Alonso Luengo. Ojalá fuese así. No obstante ahí queda eso, y el que quiera entender que entienda, pues es palabra de un maragato. Palabra empeñada.

Cinco de los mejores libros para comenzar 2017

El año está a punto de terminar y seguro que todavía algunos siguen dándole vueltas a la cabeza buscando el regalo perfecto para “Reyes”. Los siempre socorridos libros son el regalo estrella de todas las Navidades. Si ya tienes claro que la literatura va a ser tu opción pero aún no sabes qué libro puede ser el más interesante estás de suerte. En Diario de Astorga echamos un vistazo a cinco títulos con los que acertar, bien envueltos en papel con estrellas y un bonito lazo.

“El secreto de la modelo extraviada” (Eduardo Mendoza)

El autor barcelonés, último Premio Cervantes, nos presenta la quinta entrega de la serie del detective anónimo. El investigador loco vuelve a la carga esta vez inmerso en un caso que parecía cerrado en los años ochenta. Veinte años después reconstruye paso a paso y pista a pista el misterio que envuelve el asesinato de una modelo.Este viaje años atrás también le hace reencontrarse con una ciudad a la que el paso del tiempo ha cambiado bastante; una Barcelona que se le antoja escandalosamente diferente a la actual…¿o no?.

 

“El laberinto de la sombra de los espíritus” (Carlos Ruiz Zafón)

El desenlace de la saga iniciada con La sombra del Viento es esta nueva obra del novelista catalán, con la que pone fin al universo que descubriría Daniel en los pasadizos del Cementerio de los Libros Olvidados. Quince años han pasado desde aquello, y ahora Daniel ya no es aquel niño que nos presentaba Zafón en la primera entrega. En la Barcelona de los años cincuenta el misterio de la muerte de su madre acaba por sumergirle en una conjura inimaginable para él. Una novela cargada de misterio, intrigas, aventuras. Empleando el recurso de la pasión por la literarura como nexo de unión con la vida.

 

“Mi vida en esta Galaxia” (Carrie Fisher)

No podía faltar en esta selección un título para los amantes del universo de Star Wars. La reciente desaparición de Carrie Fisher ha vuelto a poner entre los primeros puestos de las listas de ventas su relato autobiográfico publicado en 2010. Con un tono satírico y burlón, la autora conduce al lector a toda velocidad por la carretera de una vida llena de excesos, obsesiones, y relaciones personales turbulentas. Relato de las vivencias de la mujer que estaba detrás de la princesa republicana que imaginó George Lucas.

 

“Todo esto te daré” (Dolores Redondo)

Galardonada con el Premio Planeta 2016, esta novela nos presenta la intrincada investigación en torno al accidente de Álvaro. Manuel, su marido, se ve inmerso en una trama que le lleva a dudar de las causas reales de la muerte de su pareja. Con la ayuda de Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro y de Nogueira, un guardia civil jubilado, comienzan a descubrir verdades ocultas que envolvían la aparente transparencia de la persona que creían conocer bien.

 

“Harry Potter y el Legado Maldito” (J.K.Rowling)

Para el lector más joven o para cualquier amante de las aventuras del mago que venció a el-que-no-debe-ser-nombrado, la octava entrega de la saga vuelve al llevar al lector a los mágicos pasillos del castillo de Hogwarts, esta vez acompañado por Albus, hijo menor del famoso Potter con varios giros en la historia que nos hacen revivir las mejores aventuras de la historia del mago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jesús Aguilar gana la Bienal de Poesía ‘Provincia de León’

La Diputación de León ha fallado el Premio de la XXI Bienal de Poesía `Provincia de León´ 2015. El jurado, compuesto por  los autores José Nerique Martínez, Rafael Sarabia, Carmen Busmayor, José Antonio Reñones y Luis Alberto de Cuenca como presidente, acordó conceder el premio, por mayoría, al poemario titulado El esqueleto ardiendo, del que es autor Jesús Aguilar.

Según determinaron los miembros del jurado, se trata de un poemario de dicción que posee un cierto empaque clásico, de gran riqueza léxica que se releva en una precisa y poética adjetivación y un gran sentido rítmico y musical. Además, consideran que, indudablemente es la obra de un autor con muchas lecturas, tanto de la poesía de la antigüedad de Séneca o Marcial, como de los clásicos del Siglo de Oro, cuyos motivos sabe reelaborar y modernizar como se comprueba en el uso de símbolos tradicionales en relación con la muerte. Se trata, según las palabras de estos autores, una clasicidad puesta al día con gran nobleza expresiva, tanto en los poemas extensos como en los breves, que destacan por su naturaleza.

 

El galardón está dotado con 4.500 euros, además de la publicación de la obra. A esta edición del concurso se presentaron un total de 112 poemarios, de los que 9 resultaron finalistas. Además, el jurado también acordó que se publicara la obra ¿Para qué tanta vida? , presentada bajo el pseudónimo `Altramento´.

Biografía de Jesús Aguilar 

Nació en Madrid en 1945. Estudió Peritaje Industrial y Ciencias Empresariales. Ha publicado las siguientes obras:Horizontes agotados, En la soledad de los caminos

Tratado de soledad, Crónicas apócrifas (Premio “Río Arga”, Pamplona, 1988), El jinete nocturno (Premio “Alegría”, Santander, 2001), La luz de los pantanos (Accésit Premio “Juan Ramón Jiménez”, Huelva, 2002), Las horas anónimas (Accésit Premio “Esquío”, Ferrol, 2006), Andenes (Premio “León Felipe), Tábara-Zamora, 2008), Los caminos secretos (Premio “Mario López”, Bujalande-Córdoba, 2010), El brillo del sable (Premio “Odón Betanzos”, Huelva, 2010), Pájaros de la luz y la lluvia (Premio Gerardo Diego, Santander, 2015).

Ha sido antologado en: Poetas hispanoamericanos de ayer y de hoy, International Poetry Review, Brindis de los bohemios, Poesía amorosa (Antología poética hispanoamericana).

Bienal de Poesía

Entre los ganadores de estas últimas ediciones, todos ellos de distintas provincias españolas, están Manuel Moya con A salvo, Reinaldo Jiménez con Habitarás la Casa, Antonio Porpetta, con Los sigilos violados; Ildefonso Rodríguez, con La triste estación de las vendimias; Luis Miguel Ranabal, cib Cáncer de invierno; Jesús Losada, con La noche del funambulista; Silvia Zayas, con Somos estacionarios; Javier Pérez Walias, con Largueza del instante; o Miguel Sánchez Robles, con Eternidad de los momentos, todos ellos han cosechado premios y cuentan con una extensa producción literaria.

Los jurados que han valorado los poemarios en las distintas ediciones han estado integrados por poetas, críticos y editores literarios españoles, entres los que se encuentran Antonio Colinas, Juan Carlos Mestre, Eugenio de Nora, Ángel Fierro, José Enrique Martínez, Armando López Castro, José Luis Puerto, Héctor Escobar, Máximo Cayón Diéguez, Adolfo Alonso Ares, Víctor M. Díez, Pilar Blanco o Carmen Busmayor entre otros muchos.

 

Jack London, cien años sin el autor de ‘Colmillo blanco’

Pablo Francescutti  / Sinc El 22 de noviembre hizo un siglo de su muerte. Marinero, buscador de oro, socialista, vagabundo, corresponsal de guerra, escritor a destajo y autor de ciencia ficción. Quien nació en 1876 en San Francisco como John Griffith Chaney se construyó un personaje extraordinario llamado Jack London a la altura de sus mejores ficciones.

Durante varias generaciones, el cajón de sastre denominado ‘literatura juvenil’ tuvo en su canon obras suyas como Colmillo Blanco y La llamada de la selva, dos fábulas darwinistas narradas desde el punto de vista de un lobo y un perro respectivamente, en cuyas páginas London escenifica la supervivencia del más apto, concepto que luego aplicaría a la sociedad humana.

Sus fábulas darwinistas ‘Colmillo Blanco’ y ‘La llamada de la selva’, narradas desde el punto de vista de un lobo y un perro, son clásicos de la literatura juvenil

La primera pieza que vendió a un editor pertenecía al género de la ciencia ficción. Le siguieron una docena de cuentos y cuatro novelas en los que explora temas que hoy nos suenan familiares: la reanimación de cadáveres (A thousand deaths); el megalómano inventor del arma definitiva (The enemy of all the world); la búsqueda de la fórmula de la invisibilidad (The shadow antd the flash); el derrumbe de la civilización a causa de una pandemia global (La plaga escarlata); la guerra bacteriológica entre una potencia asiática y las naciones de raza blanca (The unparalell invasion); y, mucho menos usual, una parábola sobre el origen de la desigualdad social ambientada en la era de las cavernas (La fuerza de los fuertes).

Pionero de la ficción prehistórica

El mundo cavernícola le sirvió de escenario también en Antes de Adán(1906), obra que lo situó, junto a los hermanos J.H. Rosny, entre los pioneros de la novela prehistórica. Apoyándose en los sueños atávicos de un joven contemporáneo, el autor remonta el pleistoceno medio y nos sumerge en la vida desagradable, corta y brutal de tres clases de homínidos: el simiesco Pueblo del Árbol, el más evolucionado Pueblo del Fuego, y la Gente, a medio camino de ambos.

A esta última pertenece Diente Grande, el yo ancestral del joven soñador. Con su compañera La Rápida, vive a salto de mata esquivando a los tigres de dientes de sable y otros peligros, hasta que los suyos y el Pueblo del Árbol son arrinconados por el agresivo Pueblo del Fuego –nuestros antepasados–. Pese a su credo darwinista, London no oculta sus simpatías por los perdedores en la lucha evolutiva.

En ‘El talón de Hierro’, el Gobierno de EE UU impone una reforma autoritaria de la Constitución que le permite arrasar las libertades y controles democráticos

La obra El Talón de Hierro de Jack London se considera una distopía moderna. / Cinta Arribas

La obra El Talón de Hierro de Jack London se considera una distopía moderna. / Cinta Arribas.

La épica del socialismo contra la plutocracia

De sus escritos de anticipación el más memorable es el Talón de Hierro(1908). Esta aventura socialista de proporciones épicas gira en torno a dos revolucionarios, la pareja formada por Everhard y Avis, que en un futuro cercano dirigirán al pueblo americano en su combate contra la oligarquía de los plutócratas.

Los hechos se precipitan cuando una huelga general simultánea en EE UU y Alemania obliga a los gobiernos a desistir de una guerra de rapiña. El Ejecutivo estadounidense, furioso de que hayan frustrado sus planes expansionistas, reacciona culpando a Everhard, flamante diputado, de un atentado al Congreso montado por sus propios esbirros. A continuación, impone una reforma autoritaria de la Constitución que le permite arrasar las libertades y controles democráticos.

El Talón de Hierro –así se llama el régimen de la plutocracia– se dota de una policía secreta y con la ayuda de sindicatos corruptos consigue sojuzgar a la población.

Como observa H. Bruce Franklin, “el clímax llega en una de las grandes escenas de la literatura apocalíptica”: el sangriento aplastamiento de la rebelión popular en Chicago a manos de mercenarios paramilitares.

El desolador desenlace es atenuado por el epílogo, escrito siglos más tarde desde la perspectiva de una sociedad libre y socialmente justa, la Hermandad del Hombre.

Propaganda por el progreso social

Publicada en una coyuntura convulsa de Estados Unidos, de concentración de la economía en grandes monopolios, empobrecimiento masivo, corrupción galopante, enriquecimiento obsceno de una minoría de magnates y auge del Partido Socialista –cuyo candidato Eugene Debs quedó tercero en las elecciones presidenciales de 1904–, la novela no pasó desapercibida.

Unos críticos la tacharon de panfletaria, los socialistas moderados condenaron su escepticismo en las políticas reformistas, mientras otros celebraron su eficacia propagandística en aras del progreso social.

Algunos lectores avispados observaron que su argumento consistía en una recreación actualizada del enfrentamiento expuesto en Antes de Adán, con las clases populares en lugar de los homínidos desplazados y la oligarquía ocupando la posición del Pueblo del Fuego.

Orwell, otro gran creador de distopías, la consideraba una de sus principales influencias; y Trotsky alabó su agudeza visionaria

Años más tarde, le atribuyeron un valor premonitorio: haber anticipado el fascismo antes de que este cobrara existencia. La imputación a Everhard del atentado al Congreso prefigura el complot inventado por los nazis a raíz del incendio del Reichstag, la excusa usada para instaurar su dictadura.

Tremendista… o no tanto

En 1937, León Trostky saludó la agudeza visionaria de su “amenazadora profecía”. George Orwell, otro gran creador de distopías, la consideraba una de sus principales influencias.

Hoy, muchos ven en El Talón de Hierro la obra maestra del autor de San Francisco. En ella se sacudió los prejuicios que lastran parte de su legado, como el desdén por las razas de color, una visión machista de la aventura y el culto socialdarwinista al más fuerte.

A London, el escritor mejor pagado de su época, la vivencia de la injusticia en carne propia y la solidaridad con los desposeídos le decantaron en contra de los poderosos, aguzando su intuición de la reacción latente en su país para mayor riqueza de un texto que en su día sonó tremendista y hoy no lo parece tanto.

Pérez-Reverte regresa con una novela “canónica” de espías

C.T. M. El escritor y académico de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) Arturo Pérez-Reverte presentó esta semana en el Teatro Liceo de Salamanca su nueva obra, ‘Falcó’, una novela “canónica” de espías en la que el autor murciano lucha contra “el complejo de la España cutre” a través de “un héroe transversal”, que en plena Guerra Civil española “no es de unos ni de otros, sino que está en su propio bando”.
Pérez-Reverte pretende así, por un lado, acabar con la idea de que el espía español es “garbancero, cutre y mal afeitado, alejado del espionaje de glamour” con un personaje, Lorenzo Falcó, inspirado en la realidad española sobre el mundo de los espías, que como aseguró el propio autor eran “cosmpolitas que viajaban, frecuentaban hoteles de lujo y hablaban varios idiomas”.
De esta manera, Pérez-Reverte lleva a su personaje “desde los lugares más sórdidos y grises de la Guerra Civil, a sitios de lujo como trenes y hoteles elegantes”. También se desmarca Pérez-Reverte con esta obra de “las etiquetas. España es un país de etiquetas pero quería romper esa tendencia”, asegura. Así, crea un héroe “que no tiene ninguna ideología más que la aventura, las mujeres y el lujo”.
ical344779

David Arranz

“El escenario es sórdido, y la gente en la novela no actúa por ideología sino por dinero”, en un mundo “transversalmente sucio” que va “contra el relato habitual de la Guerra Civil, con el republicano bueno y el nacional malo o al revés”. Y es que durante la presentación, Pérez-Reverte se mostró muy crítico con las etiquetas, “un problema de cultura” señaló, y que en su opinión va “contra el análisis crítico y la lucidez”.
Afirmó así que “España es un país inculto porque lo han hecho así, de etiquetas, pero la vida no es tan sencilla como que uno sea republicano o nacional”. Continuó con esta idea, aprovechando su presencia como corresponsal en siete guerras civiles y al menos otros tantos conflictos entre países, para señalar que en ellas, “cuando estás lejos, es fácil ver qué es lo bueno y qué es lo malo, pero cuando te acercas a la gente, se difuminan las ideas y ves a gente desgraciada a la que matan”.
También aseguró que esta novela, ‘Falcó’, la puede escribir por la fase actual de reconocimiento en la que se encuentra. “Hay tres fases en la vida de un novelista, cuando empiezas, eres vulnerable y una mala crítica puede destrozarte; cuando has conseguido que te vayan bien las cosas y los demás te ven como competencia; y la tercera que, si tienes suerte y llegas, es en la que los lectores compran los libros porque son tuyos y ahí, la crítica o la mala opinión ya no puede hacerte daño”.
La presentación tanto del autor como de la novela corrió a cargo del también escritor Luis García Jambrina, quien recalcó como el propio Pérez-Reverte que “no es una novela sobre la Guerra Civil, aunque la tenga como telón de fondo”, ante un Teatro Liceo abarrotado desde quince minutos antes del inicio de una presentación que se inició con una voz en ‘off’ que recitó uno de los pasajes de la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte.
Tras recordar una presentación similar del autor murciano que tuvo lugar en Salamanca hace 15 años con la novela ‘La reina del Sur’, García Jambrina se dirigió a Pérez-Reverte para demostrarle su “admiración por la valentía y el coraje” del académico de la RAE y agradecerle su contribución a “dignificar la literatura de género y la novela de aventuras e histórica por la que en los primeros años, muchos críticos y académicos te negaban el pan y la sal”, recordó.

‘Horizonte vacío’, la nueva aventura de Daniel Narváez

Daniel Narváez, profesor de narrativa audiovisual, debuta como novelista con ‘Horizonte vacío’, una dura historia donde los protagonistas deberán enfrentarse a un pasado que amenaza con arrastrarles al pozo más profundo. Con una clara influencia por su pasión cinematográfica, el autor presenta esta interesante propuesta en la que Alicante se convierte en un personaje más.

La esta historia se centra en la vida de Jukka Lehto, un maestro de universidad de 42 años que un día decide trasladarse de Burgos a Alicante para dar un cambio radical a su vida. Las malas decisiones tomadas en el pasado le hacen romper con su dedicación a la enseñanza para comenzar en un entorno laboral aburrido y repetitivo. Sin embargo, una vez allí, una serie de acontecimientos fortuitos le llevarán a conocer a Helena y Jana, y los tres descubrirán que comparten un turbio pasado que amenaza su apacible futuro.

A través de las innumerables referencias al cine y la pintura que acompañan las vivencias del protagonista, la historia se desarrolla con ritmo, dejando el aire necesario entre las escenas meramente descriptivas del día a día y aquellas otras cargadas de la dureza de los hechos que unen a estos tres personajes. Poco a poco, pero incansablemente, las cartas empiezan a mostrarse sobre la mesa y lo hacen de una manera notable, pues Daniel Narváez demuestra una habilidad especial para narrar y disponer la información a su antojo. Conseguir que nada se pierda por el camino y manejar con maestría y efectividad el factor sorpresa es una enmienda difícil de llevar a cabo. Por ello, el lector quedará complacido al comprobar que ha disfrutado siguiendo las vivencias de Lukka y descubriendo junto a él cómo es realmente el mundo que le rodea y que consideraba seguro, confortable.

No obstante, esta obra va más allá de la batalla de Jukka, Helena y Jana con su pasado y su presente. En esa guerra, se encierra una reflexión profunda sobre la lucha entre la razón y la sinrazón, sobre la ‘crisis de la modernidad’. Es decir, sobre el despertar de una sociedad incapaz de colectivizar y en la que los individuos se muestran serviles, fundiéndose para formar un rebaño. Al igual que Jukka enseña a sus estudiantes, Daniel Narváez trasmite a sus lectores un mensaje: ‘confiar en sus ideas, en sus proyectos, en sus ambiciones’; a seguir adelante y hacerle frente a las adversidades que puedan surgir. Querer es poder y el poder está en las manos de quien tenga voluntad. Hay que reaccionar, romper, caer y empezar de nuevo: ‘a veces para vivir hay que morir’.

Horizonte Vacío invita a despertar del letargo, de la muerte en vida. La rutina acaba por apagarlo todo, por arrastrar la verdadera vida a través de los días sin pena ni gloria, sin saborearla; rozándola con la punta de los dedos nada más. Una capa de superficialidad engaña a los ojos, los cuales permanecen abiertos, pero no ven. Por ello, es vital aprender a mirar y empezar a sentir de verdad. Es importante olvidarse de la doble cara de ser uno para uno mismo y otro para los demás; dejar a un lado la idea de que, aunque se esté rodeado de gente, se está solo y nadie puede entender. Caminar hacia una sociedad verdaderamente social. Como el autor revela a Falsaria: ‘quería contar una historia de personas normales a las que les suceden una serie de hechos que forman parte de nuestro mundo cotidiano y que no queremos conocer o no queremos reflexionar en ellos’.

Esta obra de Daniel Narváez –publicada por Me gusta escribir y disponible en El Corte Inglés, Amazon y La Casa del Libro– realiza un profundo ejercicio de meditación a tener en cuenta y donde ‘también hay espacio para la paz y el amor’. Sin duda, este debut llega dispuesto a no dejar indiferente a nadie y, mucho menos, a los que entienden que nunca es tarde para cambiar las cosas.

España no es país para libros

Uno de cada tres españoles (el 36,1% de la población) no lee libros nunca (el 18,3%) o casi nunca (el 17,8%), mientras que un 28,6% asegura que disfruta de este hábito casi a diario, según el barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El 14,6% lo hace «una o dos veces por semana», el 12,8% «alguna vez al mes» y el 7,8% «alguna vez al trimestre».

Entre los lectores, el 40,7% afirma haber leído en los últimos 12 años de dos a cuatro libros, mientras que el 21,3% dice que entre 5 y 8 y solo un 12,7% se distancia con 13 o más libros leídos. La novela histórica es el género favorito (23,8%), seguido de la «novela en general» (19,5%) y la novela de aventuras (8,9%).

El sondeo realizado por el CIS refleja que para la mayoría (casi el 70%), en España se lee poco, aunque están igualados los que consideran que los hábitos de lectura se han mantenido, han bajado o han aumentado en los últimos diez años.

Aunque la gran mayoría (83,9 %) sabe lo que es un libro electrónico, el 62,2% reconoce que nunca ha leído en este formato y, de ellos, uno de cada cuatro asegura que no es nada probable que lo haga en el futuro. El 78,6% de los encuestados dice leer habitualmente en papel, frente al 11,2% que lo hace en formato digital.

Fuente: ABC

Corazones en la Atlántida saltará de nuevo a la gran pantalla

Allá por 2001 se llevó a la gran pantalla una adaptación de Corazones en la Atlántida de Stephen King. Esta obra ya tuvo una adaptación cinematográfica protagonizada por Anthony Hopkins que se centraba en una de las historias que forman el libro publicado por el escritor de Maine.

Ahora Variety ha confirmado que Johannes Roberts (“El Otro lado de la puerta”) va a llevar otra de las historias de la novela a la gran pantalla bajo el título de Hearts y contará las andanzas de Peter Riley, un joven que rememora su primer año de universidad.

Los estudiantes del Chamberlain Hall, una residencia de estudiantes de la Universidad de Maine, se vuelven adictos a un juego de cartas que se llama Los Corazones. Este juego provocará que más de la mitad de los estudiantes de la tercera planta del Chamberlain Hall abandonen la Universidad por falta de rendimiento o que se vayan a vivir a otras residencias, llegando incluso en algunos casos a los intentos de suicidio. Tan sólo el compañero de habitación de Peter, Nate, y el estricto jefe de planta David Dearborn parecen inmunes a este juego.

Esta adaptación se suma a la ‘La Torre Oscura’ que se encuentra en proceso de rodaje contando con Matthew McConaiughey e Idris Elba en los papeles principales;.y a ‘It’, cuyo estreno está previsto para el 8 de septiembre de 2017 en Estados Unidos.

Fuente: www.aullidos.com